Escribe tu búsqueda

Germán Codina, alcalde de Puente Alto “Quiero poner en agenda que Chile sea un país más desarrollado desde lo humano”

Germán Codina, alcalde de Puente Alto “Quiero poner en agenda que Chile sea un país más desarrollado desde lo humano”

Compartir

Estoy donde las papas queman. Tomé la decisión de saltar al municipio porque me di cuenta que eran las áreas del Estado que están más en contacto con la pobreza y los campamentos.

Fui bombero en una estación copec. Soy el cuarto de 6 hermanos, por lo que sacar adelante los estudios universitarios no fue fácil.

Hay cosas que son necesarias para el alma y el espíritu como subir la montaña con mis cuatro hijos y conversar con ellos. Nos encanta hacer senderismo y descensos en bicicleta. Siempre estoy inventando qué hacer en familia.

Cuando era más joven fui triatleta. Me gusta mucho el agua y cada vez que tengo la posibilidad de partir con los niños a la playa nos encanta surfear.

Me gustaría que me recordaran como un alcalde que defendió Puente Alto como nadie y que mejoró la calidad de vida de los vecinos de la comuna.

Trato de involucrar a mis hijos en distintas cosas que pasan en Puente Alto. Me gusta compartir con ellos algunas ideas o proyectos que me involucran de corazón. Me preocupa que entiendan que hay mucha necesidad material, pero también de afecto.

Quiero poner en agenda que Chile sea un país desarrollado pero desde lo humano. Es tarea de todos tener una comunidad más sana, que tome conciencia no sólo de los derechos, sino también de los deberes.

Mi velador está lleno de libros de fotografía de paisaje, de arquitectura y urbanismo, una veta no desarrollada.

No tengo tiempo para netflix, pero sí para escuchar música. La ochentera me gusta mucho, la que te energiza y a veces también la romántica.

El cariño y la eficiencia trato de que se noten en todo lo que hago. Me gusta estar metido en todos los detalles, conversar con la gente de la calle, atender solicitudes. Me gustaría que me recordaran como un alcalde que defendió Puente Alto como nadie y que además logró mejorar la calidad de vida de los vecinos de la comuna.

El gran debe de Chile es poder generar políticas de desarrollo local donde se puedan disponer recursos para generar progresos en la comuna. Hoy, el 10% del presupuesto fiscal se maneja a través de los municipios, pero no tenemos autonomía para disponer de ellos. El 95% de ese 10%, es utilizado para ser una caja pagadora de sueldos, cuentas y se acabó.

Como futuro presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, quiero gestionar una nueva ley de rentas que permita redistribuir recursos. Sin embargo, esto debe ir condicionado a acreditar ciertos niveles de gestión municipal que permitan que los chilenos estemos tranquilos. Sería bueno implementar un código de ética y que exista una buena sanción para aquellos que no hacen las cosas correctamente.

Publicas un comentario