Escribe tu búsqueda

Experiencia sobre el uso del sistema informático RAYEN en la unidad de Farmacia del CESFAM San Fabián, asociado al proceso de acreditación de prestadores institucionales

Experiencia sobre el uso del sistema informático RAYEN en la unidad de Farmacia del CESFAM San Fabián, asociado al proceso de acreditación de prestadores institucionales

Compartir

Por Karen Vásquez, químico-farmacéutico; y Consuelo Arce, Odontóloga.

Comité de Calidad en CESFAM San Fabián.

 

En el marco de la reforma de salud en Chile, se estableció que los prestadores institucionales, para ser acreditados, deben cumplir estándares que garanticen la seguridad de las prestaciones que otorgan, siendo responsabilidad del Ministerio de Salud la elaboración de dichos estándares y sus criterios de verificación. En base a lo anterior, se creó el Manual de Acreditación de prestadores institucionales de salud de atención abierta, que entrega las directrices de cómo llevar a cabo el proceso y su supervisión.

Dentro de los ámbitos de este Manual, existe uno dedicado exclusivamente a la unidad de Farmacia, que engloba la mayoría de los procesos y asegura que los servicios y productos entregados por la unidad sean de la calidad requerida para la seguridad de los pacientes.

El sistema informático utilizado en la mayor parte de los Establecimientos de Atención Primaria de Salud y que utilizamos en el CESFAM San Fabián es RAYEN, que nos brinda las herramientas para poder crear los respaldos de las actividades realizadas en todas las unidades.

La unidad de Farmacia es crítica dentro del Establecimiento, ya que es en esta área donde se concluye con el último eslabón de la cadena de prestaciones recibidas por el paciente y donde se conjugan las prescripciones médicas, con los medicamentos efectivamente entregados. Allí, RAYEN nos permite dejar registro efectivo de todas estas acciones, entregando variada información: identidad del paciente atendido, hora de entrega de recetas, fármacos entregados y no entregados, responsable de la entrega, etc. Todo lo cual se traduce en la confección de indicadores que apuntan al proceso de acreditación; indicadores que miden la seguridad de los procesos de Farmacia. Junto a estas herramientas, tenemos disponibles otras que permiten desarrollar farmacovigilancia y gestión de abastecimiento de fármacos e insumos.

Considerando que tenemos una alta población portadora de patologías crónicas (principalmente diabetes e hipertensión) y con muy poca o baja adherencia farmacológica, RAYEN nos permite entregar un aviso al paciente en el comprobante de entrega de fármacos, sobre cuando debe venir a buscar sus próximos medicamentos, recordando de esta forma su próximo retiro en Farmacia y contribuyendo a aumentar la adherencia.

En cuanto a Farmacovigilancia, el sistema electrónico nos permite hacer reporte de las reacciones adversas a medicamentos (RAM) que queda respaldado en la ficha clínica del paciente, con la ventaja de que el resto del equipo profesional del Establecimiento u otros Centros de Salud puedan acceder a la información. También nos ayuda a recolectar la información necesaria para poder realizar cambios en tratamientos farmacológicos de manera responsable, informada y oportuna al equipo médico.

Para la prescripción de medicamentos, el sistema es útil en estandarizar el formato de receta y, a su vez, nos permite clasificarla en el tipo de atención que corresponda. Prácticamente ya no existen errores por letra ilegible del profesional, disminuyendo -por este motivo- los posibles errores de medicación atribuidos a la dispensación. Otro punto a favor es que se genera un historial de prescripciones, lo cual permite hacer las gestiones clínicas más fáciles, efectivas y produciendo una real integración de los equipos multidisciplinarios de los establecimientos asistenciales.

El manejo de bodegas que tiene el programa nos facilita llevar inventarios selectivos y generales, pudiendo realizar la gestión de adquisiciones de fármacos e insumos para el Establecimiento sin generar un sobrestock ni un déficit, logrando un manejo eficiente de los recursos monetarios.

Se debe tener presente que la base para la obtención de toda esta información es la calidad de los registros iniciales, la que es operador/dependiente. Como también, que influyen las características de los equipos usados y la señal de internet.

La utilización del sistema electrónico RAYEN ha sido un gran aporte a la gestión clínica y profesional dentro del Centro de Salud Familiar San Fabián, entregando los medios adecuados para mejorar los procesos y velar por la calidad y seguridad del paciente, que es nuestro principal objetivo.