Escribe tu búsqueda

Se prorrogan mandatos de Organizaciones Sociales: ¿Qué impacto tiene esto en la gestión Municipal?

Se prorrogan mandatos de Organizaciones Sociales: ¿Qué impacto tiene esto en la gestión Municipal?

Compartir

Ha trascurrido una semana desde que se publicó en el Diario Oficial la Ley que involucra a las juntas de vecinos y organizaciones civiles, al prorrogar la vigencia de sus directivas en el contexto de la pandemia por Covid-19. Chilelocal quiso averiguar sobre los impactos de esta ley.

El día 23 de junio fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.239, que establece una extensión en el mandato vigente de los directorios u órganos de administración y dirección de diversas asociaciones civiles.

La iniciativa, que surgió en medio de la pandemia de Coronavirus por Moción en la Cámara de Diputados, tiene por objeto mantener la vigencia de las directivas conformadas con anterioridad al Estado de Catástrofe decretado por el Gobierno (DS Nº 104, de 2020, del Ministerio del Interior Seguridad Pública), y cuyos mandatos hayan concluido o estén próximos a hacerlo.

Malik Mograby abogado con destacada trayectoria en temáticas municipales, quien se desempeña actualmente como asesor municipal en La Pintana, comenta que el propósito de esta norma es más bien excepcional, no de carácter permanente, para enfrentar las problemáticas que pueden presentar diferentes organizaciones comunitarias y de la sociedad civil, como entidades religiosas, corporaciones, entre otras entidades jurídicas y gremiales que fueron incorporándose a medida que se tramitaba el proyecto de Ley. Para el entrevistado, la importancia de esta Ley radica en que se permite a las juntas de vecinos y otras entidades, continuar sus procesos de postulación a diferentes proyectos y fondos; al seguir en sus puestos hasta que se finalice el Estado de Excepción y luego de eso, en el plazo correspondiente, llamar a nuevas elecciones según el estatuto respectivo. También, se podrán seguir administrando sus cuentas, ya que se exige la acreditación, mediante un certificado emitido por Registro Civil, de que el representante de la respectiva organización sigue siendo el mismo. Esto, según Mograby “constituye un respiro a estas organizaciones para que puedan realizar sus gestiones”.

Por su parte, el Encargado de Organizaciones Comunitarias de la DIDECO de Llay Llay, Exequiel Valdés Parra, nos comenta que al no encontrarse actualizado el Registro de Personas Jurídicas del Registro Civil; desde hace un tiempo se ha generado menor autonomía en cuanto a los certificados de vigencia de directorio, registro que previamente llevaban las municipalidades. Con esta dificultad inicial sumado al contexto de pandemia, se producen retrasos en sus actividades; generándose un desaliento para los dirigentes sociales, quienes viven mayores dificultades en sus procesos. De acuerdo a su opinión, “la ley no logra entregar una solución integral y estos hechos producen que se perciba que aún no se ha logrado atender a la necesidad real de los dirigentes”. Ya que muchas asociaciones se organizan de diferente forma desde la pandemia, muchas de ellas se encuentran trabajando en terreno con sus vecinos, y necesitan premura en la entrega de sus certificados para postular a proyectos. Si bien reconoce una cierta tranquilidad de los dirigentes, por vencer muchas dirigencias este año; eso no llega a permitir un desenvolvimiento total por las situaciones mencionadas. De esta manera, una de las mayores preocupaciones para el Municipio y todas las organizaciones civiles y juntas de vecino operativas, ha sido el manejo de Covid-19 en su comuna, y se encuentran sus esfuerzos enfocados en programas de control social comunitario y municipal.

Para acceder a la publicación oficial de la Ley N°21.239, te invitamos a revisar el siguiente enlace:

Publicación Oficial/Doe.cl