Escribe tu búsqueda

Isabel Plá: “Mi compromiso siempre ha sido estar presente para la ciudadanía”

Ministra de la Mujer y la Equidad

Isabel Plá: “Mi compromiso siempre ha sido estar presente para la ciudadanía”

Compartir
  • Toda una vida dedicada a su vocación de servicio público se ha coronado con la llegada a uno de los ministerios con una de las agendas con más compromiso en vista del momento que vive hoy la lucha por la igualdad de género.

Llegó al mundo de la política porque la motivaban los temas públicos. Comenzó a vincularse a la política en los convulsionados años 1987 y 1988 mientras estudiaba. Relacionadora Pública, vinculada a las comunicaciones, comenzó su carrera política cuando se convirtió en Jefa de Gabinete de la, en ese entonces, diputada María Angélica Cristi (Ex Renovación Nacional, desde 2003 militante de la Unión Demócrata Independiente), con quien creó un lazo incluso de amistad sembrado en su época de estudiante. Fue concejal de Peñalolén en 2004, en donde encontró la convicción total para ser servidora pública. “Tenía que tener un pie en la Municipalidad para poder estar más involucrada con la comunidad. A partir de esa experiencia cambió mi percepción de la política”, confiesa.

Oriunda de Quillota, se crió en Concepción y ya está afincada en Santiago con uno de los desafíos más grandes que pueda tener una autoridad hoy en día. La Ministra Plá conversa con Chilelocal y cuenta lo que ha sido su labor en el Ministerio de la Mujer y la Equidad.

 ¿Cuáles fueron los pilares a la candidatura de Peñalolén?

Lo que más me importaba, lo que más le decía a la gente era que tenía las puertas abiertas para escucharlos y así influir en las decisiones del alcalde que resultara electo. Fue una experiencia intensa, preciosa y muy exigente. Muy importante para mi vida, incluso. Porque tú puedes cumplir estrictamente con tu deber como concejal o ir al concejo y chao. Sin embargo, tomé la decisión como la mayoría de los concejales de involucrarme “a concho” con la comunidad, que era una cosa que yo necesitaba para comprender a la gente de la comuna.

Yo hacía mucha vida de terreno, salía casi todos los días a la calle. Recorría mucho, hablaba con la gente en la calle. Por ejemplo, iba a las zonas residenciales en donde se solicitaban patentes de alcoholes. Iba a la zona, le preguntaba a la gente si sabían lo que estaba ocurriendo y no sabían el impacto que podía tener eso en el lugar. La historia te decía que poner una botillería en el corazón de una zona habitacional generaba un impacto negativo para ese barrio. De esa manera empecé a entender que había que estar en la zona donde pasaban las cosas porque así se convocaba a la gente. Yo veo algunos debates hoy en día en la opinión pública que no son constructivos porque se basan en que si le doy o no un favor a este alcalde.

Ministra, ¿de qué manera el ministerio de la mujer se involucra un poco con los gobiernos locales hoy día? ¿Cómo trabaja? ¿Cuál es el aporte del ministerio?

Es un servicio que tiene como tarea principal ejecutar las políticas públicas, los programas de nuestro ministerio que tiene uno que es el programa de atención integral a víctimas de violencia. Después está el programa “Jefa de hogar y emprendedora” y “Calidad de vida y salud”. La mayoría de los ejecutores de esos programas son municipios y algunos son gobernaciones, entonces esa es la relación que tenemos con los municipios, nosotros queremos mejorar esa relación en varios sentidos: primero, queremos esta relación de más cercanía, más estrecha, tiene que ser una relación que represente mejor la diversidad. Lo segundo, es que queremos tener una relación no solamente con la ejecución del programa propiamente como tal, si no que también, acercarnos a los gobiernos locales con los grandes temas de la mujer, porque también los gobiernos locales tienen algo que decir con el cambio social y cultural para la erradicación de la violencia y el empoderamiento económico.

Desde la creación del ministerio hasta hoy día, ¿cuál ha sido el aporte a los temas de mujer desde los gobiernos locales?

Tenemos que distinguir que el ministerio propiamente como tal se creó en 2016, pero antes había un servicio que hizo toda la “pega” desde 1991 o 1992 en adelante. Creo que el gran aporte del servicio ha sido justamente comprometer a las municipalidades con la demanda de las mujeres por empoderarse y superarse.

Desde esos dos o tres años que está creado ¿usted ha visto un aporte general?

El gran aporte a la causa tiene que ver con haber elevado el tema de la equidad de género, que ya no es un tema sectorial sino que un tema del país.

En ese sentido, ¿Cuál es el rol del municipio para generar estas políticas?

Tienen un rol que es muy elemental: Lo importante que es representar a la diversidad de mujeres y eso se hace a través de las comunidades. Porque, por ejemplo, las mujeres que son de la comuna de Camarones tienen una realidad muy distinta las del Gran Concepción o del Gran Valparaíso. El primer aporte es acercar políticas públicas a los gobiernos locales porque son los que conocen a las mujeres y donde están sus necesidades, cuáles son las mayores oportunidades y dónde tienen que tocar puertas para eso.

 ¿Esa es la mayor fortaleza que tienen los gobiernos locales?

Tienen la fortaleza de ser la primera puerta, tienen la misión del primer encuentro con la ciudadanía, ojalá todos los problemas se resolvieran en ese primer encuentro. Ojalá la política fuese tan autosustentable que los chilenos pudiéramos resolver nuestros problemas en la comuna, los de salud, los de educación, incluso hasta los de trabajo. Creo que también tiene que ver con acercar la fuente laboral o las fuentes de ingreso a los gobiernos comunales.

Y con respecto a las oficinas comunales de la mujer que hay en las municipalidades ¿El ministerio lo promoverá? 

Los centros de la mujer son del SENAME, que traspasa recursos a los ejecutores como los municipios y simplemente trabajan en coordinación con las municipalidades. Hay municipalidades que no tienen centros de la mujer, que tienen solamente sus propias oficinas de la mujer y nosotros también buscamos conexión con esas oficinas, aun cuando no sean los centros de la mujer que forman parte del programa propiamente tal del SENAME.

¿De qué manera ustedes lo están promocionando?

Nuestra meta es firmar convenios y compromisos con las dos organizaciones más grandes de municipios con dos propósitos: la capacitación de sus funcionarios que es un tema bien importante para nosotros y hacer una alianza para afrontar los temas más importantes como la erradicación de la violencia.

¿Por qué cree usted que hay tan pocas alcaldesas?

Es la gran pregunta, el machismo es muy transversal y todavía la política es perseguida por los hombres. Hay sesgo también que va separando a la mujer de la toma de decisiones.

¿Cómo ha sido su experiencia en ese aspecto?

Como caballo de carrera no más. No permiten incrementar el número de mujeres candidatas. La mujer no puede estar en cualquier cosa.

¿Cuál es la mayor dificultad que tiene la mujer para insertarse en este mundo laboral?

Lo dicen las mismas mujeres en la encuesta CASEN: Principalmente el cuidado de la familia, no solo de los hijos, ahora crecientemente el cuidado de los adultos mayores o de otros familiares. Ese es el principal obstáculo que las propias mujeres indican y eso lo que quiere decir es que esa responsabilidad sigue recayendo en los hombros de la mujer.

¿Cuál ha sido su mayor logro en su gestión?

Me da un poco de pudor hablar de logros. Hemos promulgado tres leyes en un año, fuero maternal para las Fuerzas Armadas, Carabineros y PDI que no había. La Ley de Lactancia materna y en tercer lugar la ley que se ha promulgado que sanciona el acoso sexual en espacios públicos. Esas tres leyes están originalmente pensadas en mociones, o sea son propuestas de parlamentarios, no son propuestas del Gobierno. Determinar cuáles eran los elementos que aumentan la brecha es uno de los objetivos más importantes que nos pusimos y hemos establecido un diálogo, pese a que hay muchas cosas que nosotros tenemos miradas distintas en nuestros sectores de la sociedad.

¿Cuál sería su sueño como ministra de esta cartera?

Me encantaría que se promulgara la Ley de Sala Cuna. Sería un salto muy importante para el país, especialmente para las mujeres. Con eso nos acercamos al país que nosotros queremos y a partir de eso las brechas. Miles de mujeres que hoy no tienen ingresos propios, se incorporarán al mercado laboral. La brecha ha disminuido bastante, pero la idea es que disminuya a cero.

¿Quién es?

Isabel Plá Jarufe. Nació el 31 de enero de 1964, 55 años. Nació en Quillota, pero se crió en Concepción, en donde estudió relaciones públicas y nació su vínculo con la política. Fue Concejal de Peñalolén entre 2004 y 2008. Fue Coordinadora de Coyuntura sel Ministerio Secretaría General de la República entre 2010 y 2014. Luego, entre 2014 y 2017 fue coordinadora de la Fundación Avanza Chile. En marzo de 2018 asumió en su actual cartera: El Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

 

Publicas un comentario