Escribe tu búsqueda

Felipe Salaberry “Esperamos duplicar el presupuesto regional y municipal”

Felipe Salaberry “Esperamos duplicar el presupuesto regional y municipal”

Compartir

En sus primeros ocho meses de gobierno, el Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, Felipe Salaberry, asegura haberlo vivido en terreno más que en su oficina , donde solo acude los lunes, y con la ayuda de su periodista, saca la cuenta de las más de 200 comunas que ya ha visitado y de los 260 alcaldes con los que se ha reunido. Con mucha franqueza y convicción, el Subsecretario habla de estos cuatro años como los primeros de un período mayor de su coalición, y con esa misma certeza habla de la descentralización como uno de los ejes centrales de su gestión para avanzar en el desarrollo de Chile. Sin embargo, las críticas tras la primera cuenta pública del Presidente Piñera se hicieron sentir al instante, cuando en su discurso no aparecieron las regiones, aun cuando, en 2020 serán las primeras elecciones de gobernadores regionales. A juicio del subsecretario, el Presidente ha señalado que cada política pública que se define, se expresa fundamentalmente a través de los municipios y gobiernos regionales. Por tal motivo, asegura que se transferirán mayores atribuciones, responsabilidades y recursos a las regiones, pero con el cuidado de velar por la transparencia y uso correcto de estos.

Existe la creencia que la Subsecretaría es un buen lugar para reencausar el rumbo de los procesos electorales. ¿es así?

-Esta subsecretaría tiene muchos mitos respecto de lo que puede y no puede hacer. Parte del mito es que somos un vehículo para que las coaliciones políticas crean que aquí se puede modificar o cambiar el rumbo de un proceso electoral. Sin embargo, el mandato del Presidente ha sido justamente al revés . Esta subsecretaría debe ser el motor colaborador del desarrollo de los gobiernos locales, tanto municipales como regionales y un gran impulsor de políticas públicas en materia de descentralización.

¿Cómo hacer que la descentralización no sólo sean visitas de cortesía e ideas fuerza de un discurso?

A pesar de que estamos convencidos que Chile es un país unitario, su conformación geopolítica y administrativa es muy diversa, por lo tanto, tenemos que trabajar para dotar a las regiones y a los municipios con aquellas herramientas que le permitan llevar adelante su labor. Cualquier política pública que se define, tiene su principal expresión a través del municipio, por lo tanto, todos los procesos de políticas públicas del gobierno central, siempre tienen la mirada regional y municipal. Esa expresión vale mucho más que cualquier crítica, que de todas formas las recibo con responsabilidad.

¿Cuál sería la responsabilidad de los municipios?

El trabajo es en conjunto con los municipios. Pero lo que sucede es que cuando decimos que “les vamos a transferir más responsabilidades”, no siempre van acompañadas de los recursos que se requieren. Por lo tanto, los ponemos en un problema.

¿Quién se hace cargo de este problema? ¿cómo se resuelve?

La responsabilidad la tiene el Estado, el gobierno central y el parlamento. Se les pide a los municipios que lleven adelante tal o cual programa, pero no se les entregan los recursos para hacerlos efectivos. Lo estamos corrigiendo.

Respecto del presupuesto ¿Cómo se distribuye lo que se conoce como un “Gran Presupuesto”? ¿o también es un mito?

Efectivamente es un enorme presupuesto, pero está bien definido y asignado por la propia Ley de Presupuesto. Tanto es así, que actualmente un porcentaje importante de algunas de sus partidas que permitían cierto grado de discrecionalidad en la asignación, ya no los distribuye el gobierno central, sino que son asignados directamente para ser requeridos por los municipios a los gobiernos regionales.

¿Es uno de sus propósitos disminuir la discrecionalidad de los recursos?

Disminuir la discrecionalidad, empoderar y redistribuir una mayor cantidad de recursos a los gobiernos regionales, municipales y locales, para que la gran cantidad de atribuciones, que llevemos adelante en el proceso de descentralización, tenga el equilibrio necesario para su ejecución.

La ciudadanía ha tomado un rol protagónico en exigir transparencia en los recursos. Por lo tanto, la fiscalización y transparencia serán una labor permanente de esta subsecretaría.

Usted ha dicho que no entregará cheques en blanco ¿cómo será la fiscalización?

Un gran desafío de esta subsecretaría en lo que nos mandata la Ley, es cuidar que el uso de los recursos sea el que corresponde a cada proyecto. Cuidar cada peso. Hoy, no es solo la contraloría y el Consejo para la Transparencia los encargados de fiscalizar, sino que la ciudadanía ha tomado un rol protagónico en exigir transparencia en los recursos. Por lo tanto, la fiscalización y la transparencia serán una labor permanente.

¿Qué otro desafío será parte del sello de su gestión?

Los proyectos financiados por nuestra subsecretaría, priorizarán junto con los municipios a aquellos que ayuden a mejorar una calidad de vida segura para las chilenas y chilenos. Cuando digo calidad de vida segura, no estoy hablando del botón de pánico, sino del trabajo para la recuperación de espacios públicos, donde la comunidad le gane en la calle a la delincuencia. Así lo han demostrado experiencias en la comuna de La Granja y La Florida.

¿Esto vendría a reemplazar la labor de la Subsecretaría de Prevención del Delito?

No. Nuestro sello y nuestro programa de financiamiento y priorización de proyectos es complementario a lo que ellos hacen en la seguridad pública propiamente tal. Por eso hablamos de calidad de vida segura.

Trabajo multisectoral ¿Con quiénes se ha reunido o conformado mesas de trabajo?

Chile lo hacemos todos y eso también es parte de nuestro sello. Algo de experiencia tengo en mi relación republicana con actores políticos, parlamentarios y alcaldes. La gran reforma en materia de descentralización, debe ser compartida con todos los actores de nuestro país. Si bien, hemos iniciado conversaciones con los representantes de Chile Vamos, también hemos sostenido, tanto en el parlamento como aquí, reuniones con parlamentarios, senadores y diputados de oposición, con quienes hemos conversado acerca del proceso que es- tamos llevando adelante con la Ley de Fortalecimiento a la Regionalización.

Los municipios demandan una reestructuación del financiamiento municipal, ¿qué ocurrirá respecto del financiamiento?

Hemos conformado mesas de trabajo con las diferentes asociaciones que existen, en total cincuenta y ocho, pero principalmente hemos trabajado con la Achm y la Amuch, quienes plantean una reformulación del Fondo Común Municipal. Creo que hay muchos instrumentos de los gobiernos centrales que no han ido a la par en materia de modernización. El decreto que nos rige actualmente en materia de FCM es del año 2007. Sin embargo, hay que mirarlo con atención y responsa- bilidad, porque cualquier modificación que yo haga para mejorar la distribución, puede ir en desmedro de lo que recibían otros municipios.

¿Existe algún estudio para mejorar dichos instrumentos?

Tenemos un convenio con la Asociación chilena de municipalidades y la Universidad de Chile, quiénes están levantando información para proponer alternativas de modificación al Fondo común municipal.

¿Pueden estar optimistas los municipios en temas de financiamiento?

Nuestro compromiso es que al término de nuestro mandato podamos duplicar los presupuestos de los gobiernos regionales y de los gobiernos municipales. La fórmula y los mecanismos están en análisis y estudio, con el fi n de determinar cuáles son los más solidarios y que permitan cumplir el mandato del Presidente de la República.

Dentro de los ejes está el crecimiento económico. ¿cómo se traduce eso a nivel local?

Con el ministro Chadwick recibimos a la bancada regionalista encabezada por el senador Guillier y el diputado González. Creemos que para el desarrollo económico local regional también hay que incorporar las mira- das privadas, porque hay instancias regionales donde confluyen ambos públicos. Desde su mirada y visión nos pueden entregar aportes para que este crecimiento económico tenga expresiones principalmente regionales, que nos permitan, eventualmente, formular propuestas de financiamiento regional y responsabilidad fiscal. Incluso poder desarrollar un fondo nacional de desarrollo local, no solo regional.

¿Cuál diría que es la falencia actual de los municipios?

Una gran falencia es el capital humano y queremos fortalecerlo en regiones, privilegiando no solo la formación de los actuales funcionarios, sino que instalar en un municipio o en un gobierno regional a profesionales recién egresados que trabajen en la formulación de nuevos proyectos.

El decreto que nos rige en materia de FCM es de 2007. Cualquier modificación que haga para mejorar la distribución puede ir en desmedro de lo que reciben otro municipios.

Ley de Fortalecimiento a la Regionalización

¿Podremos ver esta Ley en acción?

Esto es un proceso. Nosotros como Gobierno tendremos que implementarla, pero se verá en el Chile de los próximos 20 ó 30 años, por eso debemos recoger de manera responsable las distintas opiniones para que la descentralización sea efectiva y se puedan identificar cuáles van a ser las competencias que se van a transferir desde el gobierno central a los gobiernos regionales.

¿Cómo se está preparando la subsecretaría frente a este cambio?

Es un sisma regional. Internamente, la subsecretaría ha tenido una relación permanente pero muy lineal con los municipios y gobiernos regionales, pero también tenemos que ayudar a pensar como vehículo en el tema de descentralización.

¿Quiénes llevan adelante esta tarea?

La División de Políticas Públicas y Estudios está liderando todo el proceso de implementación de los nueve reglamentos que mandata la Ley. Además hay cinco ministerios involucrados y la División de Desarrollo Regional y Municipalidades.

¿Cómo se materializa la implementación?

Velando por los respectivos procesos de capacitación de los 16 gobiernos regionales, el reforzamiento de equipos profesionales, recoger información regional para las transferencias de competencias, la redacción de los reglamentos, y un sin fin de otras tareas que requieren de un aparataje mayor.

Artículo previo
Siguiente artículo

Publicas un comentario