Escribe tu búsqueda

El nuevo programa de seguridad municipal: Red Nacional de Seguridad Pública

El nuevo programa de seguridad municipal: Red Nacional de Seguridad Pública

Compartir

La Red Nacional de Seguridad Pública es la respuesta del gobierno de Piñera al financiamiento de los programas municipales de seguridad. Según la autoridad, el propósito de esta iniciativa es ordenar, nivelar y contribuir a que todas las municipalidades puedan cumplir con la Ley 20.965.

“Las municipalidades tienen justa razón en estar preocupadas por el financiamiento de sus programas al cerrarse el Plan Comunal de Seguridad Pública, pero lo que nosotros tenemos que hacer como Subsecretaría es ser capaces de estructurar un nuevo sistema de entrega de dinero, que tenga un adecuado diagnóstico, que genere proyectos y cuente con seguimiento y evaluación. Con ese propósito pondremos en marcha la Red Nacional de Seguridad Pública, que mejorará los estándares de seguridad pública a nivel local”, señala Daniel Escobar, Jefe de la División de Gestión Territorial de la Subsecretaría de Prevención del Delito, respondiendo a las inquietudes de los dirigentes de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM). El Plan Comunal de Seguridad Publica (2014-2018) dio financiamiento a 72 municipios, elegidos de acuerdo a su población, tasa de delitos de alta connotación pública y condiciones de centralidad, respecto de la región. Daniel Escobar precisa que el plan entregó, del 2014 al 2017 (el 2018 fue año de cierre), 92 mil millones de pesos, cifra que asociada a otros programas relacionados con la Subsecretaria ascendería a 120 mil millones de pesos.

¿Qué factores explican el mal informe elaborado por la Dipres a este plan?

La Dipres realizó varios controles y evaluó que el Plan Comunal de Seguridad Pública no contaba con diagnóstico ni con una línea base inicial y, lo más grave, que no se definía un sistema de evaluación. Por lo tanto, lo que ocurrió a la vuelta de tres años de funcionamiento del programa es que se había invertido una gran cantidad de recursos y no existía ninguna evidencia ni forma de definir de qué manera se habían movido las tasas de delitos en estas 72 comunas, de qué forma había disminuido, mantenido o aumentado algún delito en particular, ni tampoco había claridad respecto de lo que se había consolidado en las comunas, en cuanto a la constitución de una estructura que soportara la seguridad pública a nivel comunal.

¿Cuál era la situación del programa al asumir este Gobierno?

Nos encontramos con que el 55% del total de los recursos entregados no estaba rendido. Lo que signifi caba que teníamos programas con estados fi nancieros abiertos, incluso desde el 2014. Esto sumaba un volumen de dinero de casi 70 mil millones de pesos e involucraba a todas las comunas que eran parte del plan, aunque con distinto grado de atraso. Dipres emitió el informe, esto se elevó al Ministerio y este decidió no fi nanciar el Plan Comunal de Seguridad Pública para el 2018.

¿Qué pasará con las iniciativas del Plan Comunal de Seguridad Pública?

Creemos que debe tener continuidad. Nos reunimos con los alcaldes en mayo del 2018, les expusimos esta realidad y les planteamos que para el 2018 realizaríamos un plan de contingencia que nos permitió hacer un puente entre lo que se estaba realizando y lo que nosotros estabamos proyectando para el 2019. Este plan sumó una cantidad de recursos cercanos a los 2 mil millones de pesos, que se lograron a través de ahorros de otros programas y ahorro administrativo interno.

¿En qué se diferenciarán el Plan Comunal de Seguridad Pública y la Red Nacional de Seguridad Pública?

La Red es un programa completamente nuevo. En primer lugar, trabaja con todas las comunas del país y aborda las obligaciones permanentes de las municipalidades, a partir de la Ley 20.965; es decir, la creación de los Consejos Comunales de Seguridad Pública, los Diagnósticos Comunales de Seguridad y el Plan Comunal de Seguridad Pública.

¿Cuáles serán las prioridades de este nuevo programa?

Esta iniciativa tendrá tres prioridad hasta 25 millones de pesos para comunas de menos de 60 mil habitantes. Las comunas van a recibir personal o proyecto, porque están en distintas etapas de desarrollo. Las municipalidades tienen justa razón en estar preocupadas, pero lo que nosotros tenemos que hacer como Subsecretaría es ser capaces de estructurar un nuevo sistema de entrega de dinero. Un nuevo sistema de generación de proyectos y de evaluación.

¿Qué les diría a los municipios que están preocupados por la continuidad de sus programas de seguridad?

La Subsecretaría va a apoyar estos proyectos a nivel local. En las próximas semanas daremos a las municipalidades nuestra oferta programática para el 2019, que es interesante, bien contruida, pero con menos recursos que los entregados, por lo menos en los primeros años de funcionamiento del anterior Plan. Pero vamos a complementarlos con la relación que tenemos con otras entidades del Estado, en particular la Subsecretaria de Desarrollo Regional.

¿Cuál será el primer desafío de la Red Nacional de Seguridad Pública?

Capacitaremos a todos los equipos municipales del país en un Sello de Seguridad, esto es una certificación de los equipos profesionales, que les ayudará a entender que la lógica situacional de prevención del delito debe estar incorporada al programa completo de la municipalidad.

Delincuencia en el Cyberespacio

Los crímenes informáticos (cyberfraude o el cyberacoso) amenazan a los municipios. Para combatirlos debe haber coordinación entre los organismos involucrados, además de herramientas y desarrollos que reduzcan la vulnerabilidad de los sistemas y protejan la información. Para Christian Onetto, VP of Transformation de SONDA, la clave es reducir las vulnerabilidades de los sistemas, generadas por:

  1. Mayor demanda de soluciones en la nube, que ofrecen rapidez y escalabilidad a un mínimo costo, pero que representa una mayor amenaza de posibles ataques y fraudes con la información de quienes usan esos servicios.
  2. Aumento de la integración. Hoy se pueden conectar diversos sensores, con máquinas y personas, generando un aumento de la Data de forma exponencial: “Los municipio pueden proveerse de esa Data y sacarle el máximo provecho, por ejemplo, para conocer mejor a sus ciudadanos, mientras puedan proteger esa información”.
  3. Mayores fuentes de ataque, producto de la evolución en el uso de herramientas y soluciones.
  4. Aumento exponencial de los dispositivos y servicios. Y es que digitalizar servicios puede representar una gran oportunidad para los municipios, pero también una gran responsabilidad, en manejo y gestión de esa información, en un espacio cada día más expuesto al cybercrimen.

Publicas un comentario