Escribe tu búsqueda

Proyecto habitacional de Viña del Mar es reconocido por ONU Hábitat

Proyecto habitacional de Viña del Mar es reconocido por ONU Hábitat

Compartir

El programa de regeneración de conjuntos habitacionales que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) y la Municipalidad de Viña del Mar ejecutaron en los condominios sociales Brisas del Mar y Nuevo Horizonte II, en Glorias Navales, fue seleccionado como “Práctica inspiradora” por la Organización de Naciones Unidas (ONU), entre más de 300 iniciativas latinoamericanas.

El proyecto que consideró una intervención integral y participativa, tanto en las viviendas como en los espacios comunitarios, fue expuesto en el III Foro Latinoamericano y del Caribe de Vivienda y Hábitat, en República Dominicana. Las obras, que benefician a 36 familias, tuvieron una inversión promedio de 480 UF por vivienda para su mejoramiento y ampliación. “Felicito a los dirigentes de los comités que se esforzaron para lograr buenas prácticas. este mejoramiento, valoro el gran trabajo técnico y social de nuestra SECPLA que ejecutó las obras y agradezco los recursos del MINVU que permitió financiar este programa”, afirmó la alcaldesa de Viña del Mar Virginia Reginato. Con la intervención del Programa Regeneración de Conjuntos Habitacionales, las viviendas beneficiadas aumentaron su superficie de 40 m2 a 58 m2, ampliación que contempló cocina, terraza y loggia. Asimismo, se realizó aislación térmica y acústica completa, cambio de techumbre y bajadas de aguas lluvias.

La labor municipal incluyó la implementación de luminarias en espacios comunes, la construcción de la sede social Brisas del Mar y de la sede social Nuevo Horizonte II, una plaza deportiva y una plaza para niños. En tanto, el plan de medioambiente incluyó la construcción de un espacio verde comunitario, un programa de educación ambiental, control de plagas; un plan de manejo y tenencia responsable de mascotas, baños sanitarios y vacunas para mascotas, talleres de huertos y la certificación ambiental de la Escuela Salvador Allende.

Igualmente, el plan social aportó a la regulación de la convivencia vecinal a través del reglamento de copropiedad, un Manual de Buenas Prácticas, atención de casos sociales, jornadas de fortalecimiento comunitario, malón comunitario, desarrollo de la identidad de barrio a través de un mural y la articulación con la comunidad de cada proyecto.

Publicas un comentario