Escribe tu búsqueda

Carolina Vargas, vicepresidenta de SOCCAS: “La única manera de mantener los cuidados humanizados es validar a los demás”

Carolina Vargas, vicepresidenta de SOCCAS: “La única manera de mantener los cuidados humanizados es validar a los demás”

Compartir

La vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Calidad Asistencial (SOCCAS), Carolina Vargas, conversó con Chile Local, con respecto al último congreso internacional impulsado por la organización y los desafíos que plantea la pandemia a la atención en salud, señalando que es necesario “buscar fórmulas nuevas para empoderar a la comunidad, como un ente partícipe que necesita ser considerado como un aporte esencial en el desarrollo de resultados favorables en Salud”.

¿Cómo evalúa la última edición del Congreso Internacional de Calidad Asistencial SOCCAS, realizada los días 17, 18 y 19 de noviembre pasados?

El XIV Congreso SOCCAS, I congreso virtual, lo evaluaría como un éxito en la asistencia y participación. Tuvimos más de 800 participantes desde Sudamérica, Centro américa, incluso desde EEUU. Dentro de Chile, estuvimos presentes desde Arica hasta Puerto Natales; todo esto presencialmente no hubiese sido posible. Gracias a la conectividad global pudimos llegar a más personas y lugares.

El foco principal de esta última edición fue la “Calidad y Seguridad en el contexto de la Pandemia”, ¿Cuál sería su conclusión, luego de las exposiciones expertas? ¿Cuáles son los principales desafíos en torno a mantener la calidad en el contexto Covid-19?

La Calidad y Seguridad, ha estado presente más que nunca en todos niveles de atención, siendo el foco principal del Congreso, el compartir las experiencias tanto de Liderazgo Organizacional y clínico, en conocer otras experiencias internacionales de la atención centrada en la persona, la incorporación de nuevas modalidades en tecnología para acercar la atención al usuario/paciente, así como mejorando y adaptando otras metodologías como telemedicina y telemonitoreo, además de estar al día en cómo avanzar en la acreditación nacional en tiempos de pandemia.

La organización del congreso estuvo centrada a responder cuales son los irrenunciables en Calidad y Seguridad que debemos mantener siempre presentes, aún en situaciones tan difíciles como las que hemos vivido en el contexto covid-19, y estos son nuestros desafíos irrenunciables:

La Seguridad del Paciente: vigilancia de eventos adversos tanto activa como pasiva, poniendo énfasis en la elaboración de planes de mejora y seguimiento, así como la continua identificación de riesgos.

Potenciar el rol estratégico de la Unidad de Calidad y la flexibilidad aprendida en los procesos de la gestión clínica.

Fortalecer la relación de colaboración de los equipos de calidad con todas las unidades de la institución, en especial IAAS y prevención de riesgos.

Seguir incorporando y mejorando nuevas tecnologías en especial el trabajo virtual (Telemedicina y otros) en la gestión de los procesos de calidad y seguridad.

Capacitar al equipo de salud en Calidad y Seguridad del paciente, relevando la importancia de una formación que modifique conductas y prácticas cotidianas.

Incorporar la humanización de la atención en las instituciones, con integración del trabajo entre unidades.

A su parecer, ¿cómo se puede mantener la Humanización del Cuidado en el contexto Pandemia?

La pandemia nos ha dejado muchas señales para entender cómo se van palpando los cuidados humanizados. Como equipo de Salud debemos sentirnos parte de la recuperación de cada paciente en el entorno de su familia, recuperación física y emocional, y esto ahora tiene que traspasarse a lo cotidiano, porque la pandemia va a pasar y no podemos volver al círculo vicioso de invisibilizar a la persona que está en el pasillo, o que no consideremos a los familiares, por ejemplo. La única manera de mantener los cuidados humanizados es validar a los demás; de otro modo el concepto se queda sólo en el dogma. Lo esencial es que concentremos los esfuerzos en desarrollar la empatía, no sólo poniéndonos en el lugar del otro, sino entender lo que significa estar en su lugar, respetar la dignidad de la persona, mantener comunicación afectiva y eficiente. En pandemia hay que buscar fórmulas nuevas para empoderar a la comunidad, como un ente partícipe que necesita ser considerado como un aporte esencial en el desarrollo de resultados favorables en Salud. Finalmente, creemos que como sociedad científica podemos apoyar el fortalecimiento de esta dimensión de la calidad a través de espacios de difusión tales como talleres o seminarios. Dentro de SOCCAS tenemos un Comité de Humanización de la Atención así que estaremos realizando múltiples iniciativas de reflexión conjunta en este tema durante 2021.

¿Quisiera destacar alguna presentación o panel en particular, realizado durante el Congreso?

Durante el desarrollo del congreso, fuimos engranando cada tema con otro para realmente poder compartir todas las aristas que nos ha llevado a reflexionar la Calidad y Seguridad en tiempos de pandemia. Cada una de las temáticas nos fue aportando y de manera global todos los aspectos importantes que no debemos renunciar jamás durante la atención con Calidad y Seguridad, tanto en los ámbitos de la atención clínica hospitalaria, ambulatoria, odontológica, humanización, atención centrada en el paciente, la experiencia del paciente.